8 claves para lograr una piel bronceada y sana

Tabla de contenidos

Este verano, seguro que a muchas de vosotras os apetece prolongar al máximo ese bonito tono de piel dorada y aterciopelada que resulta de lo más atractivo, pero ¿es posible tener un bronceado perfecto y saludable al mismo tiempo? ¡Por supuesto! En clínica ESVITAL te revelaremos 8 claves para lograr una piel bronceada y sana ¡Toma nota! 

1.- Hidratación.

Tomar al menos 2 litros de agua al día es esencial para que la piel luzca tersa y jugosa, prolongando la vida media de las células cutáneas. El sol deshidrata a raudales, así que no sólo es necesario beber agua sino también utilizar productos que contengan ácido hialurónico para mantener hidratada la piel. 

2.- Protección Solar.

Las cremas de protección solar ayudan a que la piel este más saludable y que el bronceado sea más bonito y duradero. Con ellas se evita las manchas y favorece la uniformidad de la piel. Es importante fijarse en la protección dependiendo de cada tipo de piel, y tener en cuenta que hay que renovar la aplicación cada 2 horas para evitar quemarse.

3.- Post exposición.

Una leche reparadora o “aftersun” es un imprescindible en cualquier neceser de verano. Es el producto que calma la piel y la rehidrata después de la exposición solar. Y, si queremos una piel dorada y aterciopelada por más tiempo, tenemos que utilizarlo después de la ducha.

4.- Exfoliación.

Para conseguir un bronceado uniforme, es básico exfoliar la piel una vez a la semana para potenciar su luminosidad.  Quizá pienses que exfoliándote puedes perder el tono bronceado, pero esto es un falso mito, tan solo retirarás las células muertas de las capas más superficiales.

5.- Té negro.

Una solución ideal para mantener el bronceado, será aplicar una infusión fría de té negro, con ayuda de un algodón sobre tu piel. 

6.- Aloe Vera.

Si lo usas a diario durante tus días de playa, y después, conseguirás  mantener el bronceado durante más tiempo. Esta sustancia recupera el daño celular causado por el sol, evita que la piel se pele y hace que el moreno dure mucho más. También, puedes utilizar aceite de rosa mosqueta para evitar que la piel se reseque.

7.- Alimentación.

Una buena alimentación es necesaria para la salud, y también, para las exposiciones prolongadas al sol. La vitamina C y la vitamina A intervienen en el proceso del bronceado, así que, si quieres protegerte de los rayos ultravioletas y prevenir el daño de la piel tras una exposición prolongada, deberías incluirlo en tu dieta desde ya. Existen algunas frutas y verduras que prolongan los efectos del sol como las zanahorias, los pimientos, la sandía y los tomates. En general, los alimentos rojos y naranjas que son ricos en betacaroteno.

8.- Deporte.

Aunque en verano no apetece mucho hacer deporte de forma habitual, el mantenernos activos favorece la circulación y oxigenación de la sangre y esto ayuda a tener una piel más luminosa, jugosa e hidratada. Puedes aprovechar las actividades de verano como Kayak, surf, jugar un partido de vóley con tus amigos o los paseos por la playa para ejercitarte.

Blog

Últimas publicaciones de ESVITAL

Recibe promociones y ofertas
  • Lunes - viernes 10:30 - 19:30
  • Sábados 10:30 - 14:30
  • Domingo Cerrado
Formas de contacto
Síguenos: